miércoles, 23 de diciembre de 2009

Mensaje para la Nochebuena (aporte para la liturgia)


No buscaré otro mensaje que no sea la liturgia misma. Por eso, queremos que cada uno de los que seguimos este blog medite y reflexione sobre el Misterio de la Navidad de Nuestro Señor Jesucristo desde el Salmo 95 y la Lectura del Profeta Isaías.
Para eso, estamos postando esta entrada con sonido, así les ayudamos también a preparar la celebración, cantando el Salmo.


Obs.: antes de pinchar para escucharlo, pinchá para pausar el sonido del bolg, en el costado derecho (en el mp4).

Para bajar el mp3 del Salmo 95, pinchá aquí:
http://cid-5ea4035216614a6c.skydrive.live.com/browse.aspx/.Public



Salmo Responsorial 95/1-3;11-13

Respuesta:
"Hoy nos ha nacido un Salvador
el Mesías, el Señor".


1) Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor toda la tierra;
cantad al Señor, bendecid su nombre.-
R

2) Proclamad día tras día su victoria,
contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones.- R

3) Alégrese el cielo, goce la tierra,
retumbe el mar y cuanto lo llena;
vitoreen los campos y cuanto hay en ellos,
aclamen los árboles del bosque.-
R

4) Delante del Señor que ya llega,
ya llega a regir la tierra:
regirá el orbe con justicia
y los pueblos con rectitud.-
R

Isaías 9,1-6

El pueblo que caminaba en las tinieblas
ha visto una gran luz;
sobre los que habitaban en el país de la oscuridad
ha brillado una luz.
Tú has multiplicado la alegría,
has acrecentado el gozo;
ellos se regocijan en tu presencia,
como se goza en la cosecha,
como cuando reina la alegría
por el reparto del botín.
Porque el yugo que pesaba sobre él,
la barra sobre su espalda
y el palo de su carcelero,
todo eso lo has destrozado como en el día de Madián.
Porque las botas usadas en la refriega
y las túnicas manchadas de sangre,
serán presa de las llamas,
pasto del fuego.
Porque un niño nos ha nacido,
un hijo nos ha sido dado.
La soberanía reposa sobre sus hombros
y se le da por nombre:
«Consejero maravilloso, Dios fuerte,
Padre para siempre, Príncipe de la paz».
Su soberanía será grande,
y habrá una paz sin fin
para el trono de David
y para su reino;
él lo establecerá y lo sostendrá
por el derecho y la justicia,
desde ahora y para siempre.
El celo del Señor de los ejércitos hará todo esto.

Palabra de Dios.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario