viernes, 21 de agosto de 2009

ORACIÓN DEL CATEQUISTA

Señor, nos gustaría sentirte siempre
cercano como un amigo,
para que nuestra tarea de sembradores
nos resulte más fácil.

Nos gustaría quererte y comprenderte
como tus amigos de Betania.
Enséñanos a descubrirte en nuestros hermanos,
porque cada vez que los escuchamos y ayudamos,
realmente te escuchamos y ayudamos a Ti.

Disipa, Señor, nuestros temores,
afianza nuestra decisión de ser catequistas,
fortalece nuestra voluntad,
que oscila entre el sí y el no.

Llena nuestra ignorancia con tu claridad,
nuestro cansancio con tu fortaleza,
nuestro egoísmo con tu amor,
nuestra desilusión con tu esperanza.

Señor, agradezco tu elección
y la confianza que pones en mí.

Con humildad,
pero con alegría y esperanza,
hoy quiero repetirte una vez más:
¡Señor, cuenta conmigo!

Amén.
catequistas
graciasemptyporemptytuemptytrabajo

SI TE GUSTA, ¿POR QUÉ NO LO HACES PÚBLICO?