miércoles, 23 de marzo de 2011

PRONTO JUAN PABLO II EN LOS ALTARES

Amato habla ya de "plazos rápidos" para canonizar a Juan Pablo II

El prefecto curial reconoce que la causa del Papa Wojtyla gozó de un "carril preferencial"

El prefecto para las Causas de los Santos del Vaticano, Angelo Amato, prometió hoy "plazos rápidos" para que sea elevado a santo Juan Pablo II, cuya beatificación está prevista para el 1 de mayo próximo. En declaraciones a la prensa, tras participar en la presentación de un libro en la sede de la Radio Vaticana, el cardenal aclaró que, además de rápido, el proceso camino a los altares de Karol Wojtyla será "riguroso".

Reveló la existencia de varios 'presuntos milagros' atribuidos a la intercesión del difunto Papa en diversos países del mundo y recordó que sólo sería necesario confirmar uno de ellos para asegurar la canonización.

"Nosotros tenemos mensajes de todo el mundo de grandes gracias. Ahora corresponde a la postulación elegir una, hacer un discernimiento y ver, siempre con la ayuda de especialistas, médicos y científicos, cuál milagro podría ser elegido", indicó.

"La causa aunque tuvo un carril preferencial, fue seguida con gran atención y gran escrutinio de procedimiento, incluso porque la presión mediática hacía que no pudiese ser conducida en modo superficial sino en modo adecuado a la personalidad del futuro beato", anotó.

Amato insistió que el caso siguió un camino 'muy, pero muy cuidado. Pero también rápido. "Rapidez no significa apuro o superficialidad, más bien gran profesionalidad en el proceso", ponderó.

Juan Pablo II será beatificado el próximo 1 de mayo, luego de seis años y un mes de su muerte. Se trata del camino a los altares más veloz en la historia moderna de la Iglesia católica. La madre Teresa de Calcuta fue beata seis años y dos meses después de fallecer.

Luego de la aprobación de las "virtudes heroicas" de Wojtyla en diciembre de 2009, El Vaticano estudió un "milagro", la curación inmediata, completa, duradera e inexplicable de una monja francesa de la enfermedad del mal de Parkinson.

Una comisión de médicos, un grupo de teólogos y otro de cardenales estudiaron el caso, llegando a la conclusión que la religiosa sanó gracias a las oraciones que ella y sus compañeras de congregación dirigieron a la memoria de Juan Pablo II.

Ese "milagro" aseguró la beatificación del Papa. Para su reconocimiento como santo será necesario comprobar la veracidad de otra curación milagrosa. (RD/Agencias)

Google Video: Orar es...

Vídeo enviado por correo electrónico

El remitente de este correo electrónico es: par.antoniodepadua@gmail.com



Orar es...
15/11/2006 - 02:45
Oración, pastoral, relajación, Orar con la Creación, jesucristo, reflexión, paz, amor, catequesis, rezar

--
Buscar más vídeos en Google Video

martes, 22 de marzo de 2011

DIEZ CONSEJOS PARA DEFENDER LA VIDA HUMANA

1. Aprende a amar la vida humana por pequeña, débil, o indefensa que parezca: la verdadera culminación del desarrollo humano son las personas que practican el amor y la misericordia hacia sus semejantes. Ama de manera especial a quienes padecen algún tipo de discapacidad o de déficit social. Déjate enriquecer por los que aparentan no aportar mucho.

2. En situaciones de conflicto protege siempre al más débil y huye de tomar decisiones irreversibles: un corazón verdaderamente humano se va muriendo cada vez que cede a la soberbia y a la prepotencia. Si las buscas, siempre encontrarás personas dispuestas a ayudarte para defender la vida de la que eres responsable.

3. Valora el tesoro que supone ser madre. Ninguna expresión de amor es tan fuerte como la generosidad de la madre hacia el hijo que nace en las entrañas. Sé muy agradecido con tu madre y con todas las madres.

4. Valora la responsabilidad de ser padre, el don incomparable que ello supone. Supera cualquier forma de machismo que ofende la dignidad de la mujer y rebaja al varón muy por debajo de su más elemental dignidad. Nunca mires a las personas de otro sexo como un objeto.

5. Cultiva la esperanza en tu corazón: cada niño o niña que comienza a vivir en el seno de una mujer es un regalo que Dios nos hace a todos. Nadie puede anticipar perfectamente cuánto bien está llamado a hacer. Nadie puede con justicia mirar al otro como un estorbo. Los niños y las niñas son la alegría de civilización. ¿Qué sería de nuestro mundo si la madre de Lincoln, la de Einstein, la de Marie Curie, la de Ingrid Bergman, la de Martin Luther King o la de Gandhi no hubiesen aceptado a sus hijos cuando estaban en sus entrañas? ¿O si la vida de alguien próximo que has conocido o querido hubiera sido rechazada desde su inicio?

6. Contribuye como ciudadano o como político a que las leyes ayuden a las personas a tomar las mejores decisiones. Rechaza cuantas hacen presión para que las personas decidamos de modo contrario a nuestra vocación al amor, a nuestra pasión por la dignidad de las personas y sus derechos humanos fundamentales, especialmente de los más indefensos, como son los niños y niñas antes de nacer. Localiza la falsa compasión que lleva a la equivocación y recházala de plano.

7. Admira el valor de las madres que aceptan seguir llevando adelante su maternidad en soledad. Apoya con todas tus fuerzas que pueda llevar adelante su deseo. Pide a la comunidad social y política que les ayude de modo eficaz.

8. No pierdas el tiempo juzgando o condenando a quienes se hayan equivocado por no respetar los derechos de los más débiles; que en tu calor y comprensión encuentren una ayuda para no volverlo a cometer y para ayudar a otros para que no se confundan. Ayuda a cuantas mujeres hayan podido pasar por momentos de angustia ante el temor de ser madres. Ilumina con delicadeza a cuantos han podido aconsejarles mal.

9. No separes el valor de la sexualidad humana de su responsabilidad con respecto a la vida. Los cuerpos de los hombres y las mujeres no son juguetes, ya que pueden colaborar con lo más grande que pueden hacer las personas: dar la vida a otras. Aprende a descubrir la maravilla que supone poder comprometer tu vida en matrimonio para traer responsablemente al mundo hijos que sean amados.

10. Sé fuerte para aguantar con paz las críticas de quienes te acusen injustamente de obrar sin amor. La verdad es capaz de imponerse a las ligerezas de la lengua si tu corazón se mantiene sereno y si tu inteligencia propone con perseverancia el verdadero bien que acompaña la vida humana más débil e indefensa. Confía en la fuerza del amor, de la razón, de los argumentos. Cuenta con la ayuda de Dios, del Dios que cuida de la vida de los pobres e indefensos. Rechaza completamente combatir la violencia a través de nueva violencia.
 
Fuente:

ORACIONES BÍBLICAS PARA LA MISA DEL DOMINGO

Introducción general
Renovando la celebración de la misa
INTIMA RELACION DE LA PALABRA DE DIOS CON LA EUCARISTIA


Es el titulo de una página luminosa de los Preliminares del Leccionario de la Misa, un documento del magisterio de la Iglesia que todo pastor debería conocer y meditar.
Redescubrir la vinculación entre la Palabra y la Eucaristía es un paso indispensable para una auténtica renovación de la celebración de la misa.
Habitualmente se considera la Liturgia de la Palabra y la Liturgia eucarística- las dos mesas de la Misa - como independientes una de otra. La primera aparece como una preparación (antes del Concilio se hablaba de ante-misa), una catequesis bíblica, una enseñanza moral; y la segunda era realmente la misa, la parte mas importante, de tal modo que bastaba llegar para el ofertorio para que la misa sea válida !
Dice parte del documento citado:

En la Palabra de Dios se anuncia la Alianza divina, y en la Eucaristía se renueva esa misma alianza nueva y eterna. En una, la historia de la salvación se recuerda con palabras; en la otra, la misma historia se expresa por medio de los signos sacramentales de la liturgia.
Por tanto, conviene recordar siempre que la palabra divina que lee y anuncia la Iglesia en la liturgia conduce, como a su propio fin, el sacrificio de la alianza y al banquete de la gracia, es decir a la Eucaristía. Así pues, la celebración de la misa, en la que se escucha la palabra y se ofrece y se recibe la eucaristía, constituye un solo acto divino, con el cual se ofrece a Dios el sacrificio de alabanza y se realiza plenamente la redención del hombreó (n. 10)
La misa es la celebración de la Alianza nueva en la Sangre de Cristo. La palabra que en ella se proclama es el equivalente de la predicación de la Alianza. Es, pues, el fundamento sobre el cual se edifica la celebración de la Alianza nueva. Resulta que la Palabra está presente en la celebración, no sólo en la Liturgia de la Palabra, sino también a lo largo de la celebración eucarística.
Las dos partes de que consta la misa, a saber la liturgia de la palabra y la eucaristía, están tan íntimamente unidas que constituyen un solo acto de culto (SC 56)
Y este único acto de culto es la celebración de la Alianza, tanto en la proclamación de la Palabra, como en el sacramento.

COMO VINCULAR ESTOS DOS MOMENTOS

Precisamente es la función de la Homilía de ser como la bisagra entre las dos partes. Lo dice muy bien Puebla en su n. 930 :
ó La homilía, como parte de la liturgia, es ocasión privilegiada para exponer el misterio de Cristo en el aquí y ahora de la comunidad, partiendo de los textos sagrados, relacionándolos con el sacramento, y aplicándolos a la vida concreta.
Ninguna homilía no puede terminar sin anunciar que la Palabra proclamada se hace Carneó en el sacramento.
Pero, a lo largo de la misa, debería estar presente la palabra proclamada.
Es también el rol de las moniciones previstas, y particularmente, una de las más importantes: antes del Prefacio, antes de Levantemos el corazón!, que abre la gran plegaria eucarística (Cf. nuestro comentario de la nueva IGMR Moniciones): el mensaje de la Palabra de Dios es siempre motivo de acción de gracias.
Varias son las formas de oración, a lo largo de la misa, cuya inspiración puede derivar de la Palabra.
Así, en la Preparación penitencial (no es un rito sino un acto) usamos preferentemente la expresión preparación penitencial): sin ser una examen de conciencia, la Palabra es criterio de juicio: nos hace conscientes de nuestro pecado, hace brotar de nuestro corazón el arrepentimiento, nos abre la puerta del perdón.
En la Oración universal, inspira la oración de la comunidad por la Iglesia universal. La comunidad responde a Dios, mostrándole los deseos de su corazón sembrado por la Palabra.
En la oración de acción de gracias de la comunión, suscita en nosotros la alabanza y el agradecimiento a Dios.

COMO UTILIZAR ESTAS ORACIONES BIBLICAS

1. APERTURA DE LA CELEBRACION:

Saludo y bendición inicial.


El misal ofrece tres fórmulas de saludo, dos de las cuales son doxologías de S. Pablo; no son exclusivas: otras pueden elaborarse a partir de la palabra de Dios en forma de bendición.
Se sabe que la tradición bíblica utiliza la bendición como fórmula de saludo. S. Pablo, de acuerdo con la tradición judía, utiliza fórmulas de bendición para saludar a sus comunidades. Las bendiciones que proponemos para cada domingo podrán reemplazar útilmente las fórmulas que usamos en las relaciones humanas, como por ejemplo :ó Hermanos y hermanas, buenos días a todos ustedes que ...ó , fórmulas simpáticas, por cierto, pero que se desgastan rápidamente y faltan de densidad bíblica.

2. PREPARACION PENITENCIAL
Según la IGMR n. /30, se proponen o bien intenciones penitenciales o bien aclamaciones a Cristo. Cada una de estas formas es rica de significación teológica.
En las fórmulas que presentan intenciones penitenciales, la comunidad reconoce y confiesa su pecado, a fin de poder recibir el perdón de Cristo. No puede ser salvado, según el Evangelio, sino el que se reconoce necesitado de la misericordia de Dios (Lc 19,10).
En las invocaciones a Cristo, la comunidad proclama que este perdón de Jesús forma parte de la Buena Nueva que El nos trae, y aclama esta Buena Nueva del perdón.
Si se guardan tres intenciones o tres aclamaciones, las invocaciones-respuestas de la asamblea (de preferencia cantadas), serán Señor (=Jesús), ten piedad.
El sacerdote concluye con la impetración (que no es absolución) del perdón, la que ratifica la asamblea con su Amen!.

ORACION UNIVERSAL
El sacerdote que preside (laico en ADAP) abre esta oración por una introducción. Esta no figura necesariamente en nuestros textos. En este caso, se la puede reemplazar por una fórmula general, p. ej. Oremos por la Iglesia universal.
Se dan un gran número de intenciones. No es necesario presentarlas todas a la asamblea. Se escogerán las que mejor convienen, sobre todo en función de la homilía anterior.
Un breve tiempo de silencio es necesario antes de llamar la respuesta de la asamblea, a fin de interiorizar lo que se ha pedido. Luego el diácono o el cantor llama la respuesta, diciendo o cantando: Roguemos al Señor, a lo cual la asamblea contesta (mejor cantando) : Te rogamos óyenos! o Escúchanos, Señor!.
No lo hemos indicado en el texto.
También, antes de concluir con la imploración conclusiva, el que preside invita a un silencio en que la asamblea formula sus intenciones personales.

RITOS DE COMUNION :
a) Padre nuestro. Si no se propone una fórmula para introducir el Padre nuestro se utilizará naturalmente una o otra de las que propone el Misal como modelo.
b) Señor Jesucristo.
Un texto particular se propone para esta oración únicamente
cuando el Evangelio trae una palabra de Jesús. Esta oración puede utilizarse tal cual en las celebraciones no-eucarísticas. Puede también enriquecer el texto oficial de la oración del Misal romano en las celebraciones eucarísticas. Puede también utilizarse como oración conclusiva de la Oración universal.
El misal alemán, el vasco y otros, siguiendo el ejemplo de la liturgia hispánica, ofrecen unas introducciones alternativas para esta oración que prepara y motiva el gesto de la paz antes de la comunión. Se viene a considerar su primera parte como móvil y la segunda (a partir de no tengas en cuenta... como fija.
Por ejemplo. en Cuaresma :
Señor, Tú eres nuestra paz y a los que se convierten de corazón, los reconcilias con Dios. No tengas en cuenta...
- Pascua : ó Señor Jesús, Tú has vencido al pecado y a la muerte, y cuando resucitaste, te hiciste presente en medio de los apóstoles dirigiéndoles tu saludo: La paz les dejo, mi paz les oyó. No tengas en cuenta...
- Pentecostés : Señor Jesús, Tu has enviado a tu Iglesia al Espíritu Santo para que todos los pueblos se reconciliaran y vivieran en la unidad y el amor. No tengas en cuenta...

c) Comunión.
Será siempre oportuno terminar el texto propuesto por la fórmula usual :ó He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado...ó a fin de suscitar la respuesta de la asamblea : Señor, Yo no soy digno...
Esta invitación-monición vincula fuertemente la Palabra y la Eucaristía: la comunión al Cuerpo tiene el gusto de la Palabra a la cual se ha comulgado en la liturgia de la Palabra.

ORACION DE ALABANZA
Esta oración que vincula la comunión con la Palabra se ubica después del tiempo de silencio que sigue a la comunión y antes de la oración conclusiva. Puede también utilizarse durante la procesión de comunión con una breve aclamación cantada entre cada frase pronunciada de manera meditativa.

Fuente: Comisión Nacional de Liturgia: Conferencia Nacional de Chile

domingo, 20 de marzo de 2011

CARACTERÍSTICAS DEL ACONTECIMIENTO MARIANO DE SAN NICOLÁS

1. Ocurre en el Seno de la Iglesia: El hecho surge, crece, es discernido y encauzado. La Iglesia desde el año 1983 hasta el presente asistió y condujo los acontecimientos.

2. Dios, otorga un Nuevo Tiempo de Gracia: Maria es enviada por el Señor, como profetiza de un tiempo nuevo, para anunciar la manifestación gloriosa de Jesús Resucitado y Su Divina Misericordia, el triunfo sobre Satanás, Príncipe de este mundo, y sobre el Pecado.

3. Revitaliza y renueva la Alianza de Dios con su Pueblo: Dios Padre busca revitalizar la alianza del Amor pactada con los hombres en la plenitud de los tiempos.

4. Maria lo protagoniza como Madre: En su condición de Madre de Dios y Madre de los hombres, Maria manifiesta toda la riqueza del Don de Su Maternidad.

5. Manifiesta el Triunfo del Inmaculado Corazón de Maria: El triunfo de su Corazón Inmaculado anunciado en Fátima, se va haciendo misteriosa y palpable realidad en esta hora. Dios muestra la realidad de su triunfo y Maria, junto a Jesús y subordinada a El, es protagonista del mismo, invitando a la “esperanza y a la confianza en medio de un combate espiritual diario.”

6. Hace memoria y actualiza la Consagración Bautismal: Maria nos pide que le consagremos nuestra vida, para que nos pueda hacer vivir plenamente el Don de la Filiación Divina.

7. Impulsa la Santidad: El Consagrado a Maria se consagra para que el Señor, a través de la Santísima Virgen lo lleve a la Santidad. Se entrega para hacer en su vida la voluntad de Dios, que consiste en la propia identificación con Cristo.

8. Promueve el compromiso misionero y evangelizador: Maria “Estrella de la Evangelización, desde San Nicolás, convoca al Mundo y da origen a un nuevo clamor misionero, que responde a las exigencias de la nueva Evangelización. Maria nos impulsa a encarnar en nuestra vida, como lo hizo Ella, la Palabra de Dios: vivirla y luego darla a conocer, con las expresiones de la Misericordia con que Jesús anuncio un tiempo definitivo de salvación y gracia.

9. Desde un Santuario y sacramentos propios: Maria elige un país, una ciudad y un Santuario. Como en todo Santuario, “crea un clima de esperanza” y a través de su acción maternal, produce el encuentro de sus hijos dispersos con su Hijo Jesús.

TAMBIÉN ESTAMOS EN NETLOG
ENTRE Y VEA ESTA NOTA EN EL GRUPO QUE ESTÁ EN NUESTRO PERFIL (PULSE ABAJO)
¡No te pierdas este mensaje de blog!