sábado, 23 de enero de 2010

REFLEXIONES - EL ÁGUILA Y LA GALLINA


Era una vez un campesino que fue al bosque cercano a atrapar algún pájaro con el fin de tenerlo cautivo en su casa. Consiguió atrapar un aguilucho. Lo colocó en el gallinero junto a las gallinas. Creció como una gallina.

Después de cinco años, ese hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Al pasar por el jardín, dice el naturalista: “Ese pájaro que está ahí, no es una gallina. Es un águila.”

“De hecho”, dijo el hombre. “Es un águila. Pero yo la crié como gallina. Ya no es un águila. Es una gallina como las otras.

“No, respondió el naturalista”. Ella es y será siempre un águila. Pues tiene el corazón de un águila. Este corazón la hará un día volar a las alturas”.

“No, insistió el campesino. Ya se volvió gallina y jamás volará como águila”.

Entonces, decidieron, hacer una prueba. El naturalista tomó al águila, la elevó muy alto y, desafiándola, dijo: “Ya que de hecho eres un águila, ya que tú perteneces al cielo y no a la tierra, entonces, abre tusa alas y vuela!”

El águila se quedó, fija sobre el brazo extendido del naturalista. Miraba distraídamente a su alrededor. Vio a las gallinas allá abajo, comiendo granos. Y saltó junto a ellas.

El campesino comentó. “Yo lo dije, ella se transformo en una simple gallina”.

“No”, insistió de nuevo el naturalista, “Es un águila”. Y un águila, siempre será un águila. Vamos a experimentar nuevamente mañana.

Al día siguiente, al naturalista subió con el águila al techo de la casa. Le susurró: “Águila, ya que tú eres un águila, abre tus alas y vuela!”.

Pero cuando el águila vio allá abajo a las gallinas picoteando el suelo, saltó y fue a parar junto a ellas.

El campesino sonrió y volvió a la carga: “Ya le había dicho, se volvió gallina”.

“No”, respondió firmemente el naturalista. “Es águila y poseerá siempre un corazón de águila. Vamos a experimentar por última vez. Mañana la haré volar”.

Al día siguiente, el naturalista y el campesino se levantaron muy temprano. Tomaron el águila, la llevaron hasta lo alto de una montaña. El sol estaba saliendo y doraba los picos de las montañas.

El naturalista levantó el águila hacia lo alto y le ordenó: “Águila, ya que tú eres un águila, ya que tu perteneces al cielo y no a la tierra, abre tus alas y vuela”.

El águila miró alrededor. Temblaba, como si experimentara su nueva vida, pero no voló. Entonces, el naturalista la agarró firmemente en dirección al sol, de suerte que sus ojos se pudiesen llenar de claridad y conseguir las dimensiones del vasto horizonte.

Fue cuando ella abrió sus potentes alas. Se erguió soberana sobre sí misma. Y comenzó a volar a volar hacia lo alto y a volar cada vez más a las alturas. Voló. Y nunca más volvió.

SOS UN ÁGUILA, PORQUE FUISTE CREADA A LA IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS, NO PERMITAS QUE TE TENGAN COMO GALLINA, SIN LIBERTAD, SIN ESPACIO, SIN VEZ. ABRÍ TUS ALAS Y VIVÍ SEGÚN TUS CONDICIONES, PERO LIBRE.

Les ofrezco una canción para que la meditemos. Esta canción se llama "Aguilita", hace parte del album Oración por la familia, el autor es el P. Zezinho, sacerdote brasileño.
Antes de escucharla, se debe pausar la música del blog, en el iPod de la lateral derecha.

viernes, 22 de enero de 2010

REFLEXIONES - LAS DOS VASIJAS


Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón; pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua. Durante dos años completos esto fue así diariamente; desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable, porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habla al aguador diciéndole:
-Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.

El aguador, apesadumbrado, le dijo compasivamente:
-Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.

Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de ella la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces:
-¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.


Acuérdate que Dios, el creador de todo, ha dado muchos dones a cada persona. Si no tenés un don que te gustaría tenerlo, no te aflijas, en cambio pasá a bien usar los que tenés. Seguro que muchas flores van a crecer al borde de tu camino, porque "El tesoro no nos fue dado para que lo enterremos".

jueves, 21 de enero de 2010

REFLEXIONES - EL JOVEN Y EL REY


Era una vez un rey muy sabio.
Respondía con sabiduría todas las preguntas que le hacían;
cada súbdito que se presentaba ante él salía con la respuesta justa a su pregunta.
Cierto día un joven celoso de su sabiduría se propuso tenderle una trampa, iría donde estaba el rey y con pequeño pájaro en su mano le preguntaría si éste estaba vivo o muerto.
El joven pensó: Si el rey decía que estaba vivo, él apretaría al pájaro en sus manos y al abrirlas éste ya se habría muerto... y el rey estaría equivocado; si contestaba que estaba muerto éste lo dejaría volar... y el rey estaría equivocado. El joven se sentía muy orgulloso, su plan no podía fallar.
Fue así que llegó ante el rey y expuso su pregunta:
- "Dime si éste pájaro que tengo en mis manos está vivo o está muerto"

El rey luego de mirar al joven a los ojos le respondió:
- "Querido amigo por qué me preguntas eso a mí si la respuesta está en tus manos".

miércoles, 20 de enero de 2010

REFLEXIONES - ARREGLAR EL MUNDO


Un científico vivía preocupado con los problemas del mundo y estaba resuelto a encontrar medios para disminuirlos. Pasaba días encerrado en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas. Cierto día, su hijo, de siete años, invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, intentó hacer que el hijo fuera a jugar a otro sitio. Viendo que sería imposible sacarlo de allí, el padre procuró algo para darle al hijo, con el objetivo de distraer su atención... De repente tomó un planisferio de una revista, y, con una tijera, recortó el mapa en varios pedazos. Junto con un rollo de cinta adhesiva, lo entregó al hijo diciendo:
- "¿A TI TE GUSTAN LOS ROMPECABEZAS? ENTONCES VOY A DARTE EL MUNDO PARA ARREGLAR. AQUI ESTA EL MUNDO TODO ROTO. ¡MIRA SI PUEDES ARREGLARLO BIEN! HAZLO TODO SOLO"
Calculó que al niño le llevaría días para recomponer el mapa. Algunas horas después, oyó la voz del hijo que le llamaba calmamente:
- "PADRE, PADRE, YA HE HECHO TODO. ¡CONSEGUI TERMINAR TODO!"
Al principio el padre no dio crédito a las palabras del hijo. Sería imposible a su edad haber conseguido recomponer un mapa que jamás había visto. Entonces, el científico levantó los ojos de sus anotaciones, seguro que vería un trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus sitios. ¿Cómo sería posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
- "TU NO SABIAS COMO ERA EL MUNDO, HIJO MIO. ¿COMO LO CONSEGUISTE?"
- "...Padre, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando tú quitaste el papel de la revista para recortar, yo vi que del otro lado había la figura de un hombre... Cuando tú me diste el mundo para arreglarlo, yo lo intenté pero no lo conseguí. Fue entonces que me acordé del hombre, di vuelta a los recortes y empecé a arreglar el hombre, que yo sabía cómo era. CUANDO CONSEGUI ARREGLAR EL HOMBRE, DI VUELTA LA HOJA Y ENCONTRE QUE HABIA ARREGLADO EL MUNDO..."
No pretendas que los cambios que deseás venga siempre de afuera, para que el afuera cambie es necesario primero que el hombre tenga ganas de cambiar su interior y así también su modo de ver al mundo.

martes, 19 de enero de 2010

REFLEXIONES - LA CHOZA QUEMADA


Un día, zarpó un barco a alta mar. Iban 20 hombres. Era un viaje de 50 días y entre ellos se encontraba un creyente de quien todos en la tripulación se burlaban...
Una noche estallo el cuarto de máquinas y se hundió el barco sobreviviendo solo el creyente al naufragio.

El único sobreviviente de un naufragio estaba sobre una pequeña isla desierta. Estaba orando fervientemente, pidiendo a Dios que lo rescatara. Todos los días revisaba el horizonte buscando ayuda, pero ésta nunca llegaba.

Ya cansado, eventualmente empezó a construir una pequeña cabaña para protegerse y proteger sus pocas posesiones.

Un día se fue a pescar y regreso corriendo al ver que se quemaba su choza y no pudo salvar nada. después de haber perdido todo, anduvo vagando en la isla como sonámbulo, ya sin esperanza.

El náufrago estaba confundido y enojado con Dios y llorando le decía: “¿Cómo pudiste hacerme esto?”, y se quedó dormido sobre la hamaca.

Temprano a la mañana siguiente, escuchó asombrado la sirena de un buque que se acercaba a la isla. ¡Venían a rescatarlo!.

Al llegar sus salvadores les preguntó:

''¿Cómo sabían que yo estaba aquí?''.

Y ellos les respondieron:

''Vimos las señales de humo que nos hiciste...''

Recuerda la próxima vez que tu pequeña choza se queme. . . . No pierdas la fé. Puede ser simplemente la señal de lla presencia de Dios que tanto pediste.
Isaías 49: "Yo jamás me olvidaré de lo que es mío... ustedes están grabados en la palma de mis manos".

lunes, 18 de enero de 2010

REFLEXIONES - EL SABIO Y EL RICO


Se cuenta que una vez un hombre muy rico fue a pedirle un consejo a un rabino...
El rabino lo tomó de la mano, lo acercó a la ventana y le dijo:

- Mira. El rico miró por la ventana a la calle.

El rabino le preguntó:- ¿Qué ves?.

El hombre le respondió: - Veo gente.

El rabino volvió a tomarlo de la mano y lo llevó ante un espejo y le dijo:

- ¿Qué ves ahora?.

El rico le respondió:

-"Ahora me veo yo".

-"¿Entiendes?, dijo el rabino.

En la ventana hay vidrio y en el espejo hay vidrio. Pero el vidrio del espejo tiene un poco de plata.

Y cuando hay un poco de plata uno deja de ver gente y comienza a verse solo a sí mismo".
En una oportunidad Jesús dijo a sus discípulos que: "nadie puede servir a Dios y al dinero a la vez". Servir a Dios es abrirse al otro amándolo, comprendiéndolo, serviéndolo. Servir al dinero es ser esclavo del tener, es vivir el individualismo, es dejar de compartir, es dejar de ver al otro como otro, con su dignidad y valor.

domingo, 17 de enero de 2010

ORACIÓN POR NUESTROS HERMANOS DE HAITÍ



Perdamos un minuto más de nuestro precioso tiempo.
Hoy hagamos una oración especial. Tengamos un verdadero espíritu cristiano. Ya que no podemos ayudar a nuestros hermanos de Haití con bienes materiales, recemos por ellos. Nuestra oración por estos hermanos víctima de un terremoto, tal vez sea la única esperanza de Vida Eterna para ellos.

OREMOS.


Dios de misericordia y de amor,
ponemos en tus manos amorosas a nuestros hermanos
VÍCTIMAS DEL TERREMOTO EN HAITÍ.
En esta vida Tú les demostraste tu gran amor;
y ahora que ya están libres de toda preocupación,
concédeles la felicidad y la paz eterna.

Sus vidas terrenas han terminado ya;
perdona sus pecados con tu infinita misericordia;
recíbelos ahora en el paraíso,
en donde ya no habrá dolores, ni lágrimas ni penas,
sino únicamente paz y alegría con Jesús, tu Hijo,
y con el Espíritu Santo para Siempre.
Consuela a los familiares y concede la ayuda
necesaria para superar tan terrible pérdida,
por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén

Dales, Señor, el descanso eterno.
Brille para ellos la luz que no tiene fin.
Descansen en paz.
Amén.
Padre Nuestro que...
Dios te salve, María...
Gloria al Padre...































































SI TE GUSTA, ¿POR QUÉ NO LO HACES PÚBLICO?