martes, 15 de diciembre de 2009

PREPARARNOS PARA EL SEÑOR QUE VIENE


Quisiera reflexionar con ustedes en esta tercera semana de Adviento sobre la presencia de Dios en nuestra vida.

El Profeta Sofonías (3º de adviento), nos exhorta a cantar de alegría porque Dios esté en medio nuestro. Saber que Dios está no es suficiente para que podamos prepararnos para la llegada del Mesías, el mundo necesita confiar y creer en esta presencia que guía, protege y acompaña a su pueblo. Más aún, una presencia que nos libera del peso de nuestras preocupaciones y pecados.

El Señor está por llegar, no viene con un arma en sus manos para punir, no viene para juzgar y condenar, no viene para excluir o marginar. Él viene para quedarse entre su pueblo, así como Dios quiso quedarse.

En esta espera, no nos olvidemos que limpiar lo que todavía está sucio, de vaciar el corazón para que el Niño-Dios pueda encontrar dentro nuestro un lugar. Sólo cuando estamos vacíos somos capaces de llenarnos de la gracia del Señor. Vaciarnos de nosotros mismos es necesario. NO TEMAS nos dice el Señor.

Para terminar, comparto esta oración de confianza en la bondad, misericordia y fidelidad de Dios.


NADA TE TURBE...

NADA TE TURBE
NADA TE ESPANTE
TODO SE PASA
DIOS NO SE MUDA;

LA PACIENCIA
TODO LO ALCANZA,
QUIEN A DIOS TIENE
NADA LE FALTA
SOLO DIOS BASTA.

STA. TERESA DE JESÚS
P. Adelino DOS SANTOS, HSICM

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SI TE GUSTA, ¿POR QUÉ NO LO HACES PÚBLICO?