jueves, 9 de junio de 2011

NOVENA DÍA QUINTO

Por la señal... Oración inicial.

Pureza de San Antonio. No en vano lleva el Santo en sus manos un lirio... Fue una azucena de la Iglesia. El demonio quiso mancharla con su baba inmunda, pero el Santo la guardó como un tesoro; la defendió con seto austero e impenetrable de cilicios, vigilias, disciplinas, ayunos, oraciones, trabajos... ¿Qué haces tú para guardar la pureza de tu cuerpo y de tu alma?...

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario