viernes, 7 de agosto de 2009

¿Qué es el amor?

¿Qué es el amor?
Siempre, en algún lugar, se habla de amor. Me atrevo a decir que la humanidad está cargada de la palabra amor, pero, a la vez, parece que vacía de amor. Así es. Hablar de o nombrar la palabra amor no significa que se vive el amor. Por eso vuelvo a repetir que la humanidad está cargada de la palabra amor. Es tanta la carga que el amor ha perdido su verdadero significado y ha sido confundido con un montón de otras cosas. Tal vez el problema sea la falta de conocimiento del amor, porque hay una verdad, sólo se habla bien de lo que se conoce, entonces si no conocemos al amor, nunca lo podremos definir ni seguirlo.
Un día alguien preguntó: ¿qué es el amor? De ahí aparecieron muchas definiciones. Hay una definición que me llama mucho la atención: “amar es sufrir…” Así dicen algunos cuando quieren definir el amor de pareja. Consciente o inconscientemente le mete miedo al otro, provocando el no deseo de amar, porque los hombres no queremos al sufrimiento. Como decía Freud: “somos regidos por el principio de placer”, por tanto, si no hay placer no puede entrar en nuestra “cabeza chiquita”. Conclusión, para no sufrir no se ama. Las parejas ya no aman para no sufrir o a la inversa, porque le tienen miedo al sufrimiento, las parejas no se abren al amor.
Las novelas y películas dan otra definición de amor que es muy interesante, pero que está muy lejos de la realidad. Es un amor totalmente volcado a la fantasía. Un amor que no construye, rellenado con el drama. Me acuerdo de una canción que me gustaba cuando todavía estaba en el seminario, de un cura franciscano que decía: “no quiero un amor de novelas, de películas ni de melodrama, un amor que me lleve a la cama…quiero un amor que me haga libre, que me diga quien soy, que me muestre el futuro sin perder lo real…”
En esta oración podemos crear un paralelismo de contraposición por un lado está el amor predicado por la sociedad y que es vivido a full como se fuese el prototipo para todos los hombres y mujeres, por el otro están conceptos que ya no se viven hoy en día, como: ser libre, saber quien somos, saber para donde vamos, vivir la realidad en la que estamos insertos.
Pero todavía nos falta encontrar una definición para el amor. ¿Qué es el amor? ¿Quién se atreve a conceptualizarlo? Seguro que en este momento ya estamos llenando la cabeza de adjetivos para el amor. Todo lo que pensamos a respecto del amor, ¿será que lo define? Tengamos en cuenta que definir es, de cierta forma, cerrar un pensamiento y adjetivar es buscar una semejanza que puede ser verdadera pero también puede ser falsa. En este sentido algunos pensadores dicen que la percepción nos engaña, o sea, a veces lo que percibimos puede no ser lo real. Adecuando lo antedicho a nuestro tema, los adjetivos que buscamos para encuadrar el amor pueden no significar el amor, pero creemos que sí y no cambiamos en nada, lo vivimos como real o verdadero.

Continuaremos . P. Adelino




No hay comentarios.:

Publicar un comentario