sábado, 1 de agosto de 2009

Comentando el Evangelio del Domingo 18

Lectura del santo evangelio según san Juan (6,24-35)
Lo primero que tenemos que pensar es que el evangelio de este domingo continúa la narración del comingo pasado, dónde Jesús multiplica los panes. Además, si vamos al domingo anterior( el 16)Jesús ve que esta gente está como oveja sin pastor y siente compasión de la muchedumbre.
Después de la multiplicación de los panes, querían hacer de Jesús Rey. Pero, ¿rey para qué? Como rey, Jesús podría dar pan para que no falte el alimento, como rey Jesús podría hacer la justicia, o sea sacar de los ricos y dar a los pobres. ¿Será que era eso? Jesús que conoce al corazón del hombre, al percibir tal deseo, se va con sus discípulos. La gente va atrás de ellos y aquí nos deparamos con la actitud de Jesús, ya no siente compasión, sino que los advierte y les muestra la realidad.
Jesús no querría ser rey en el sentido que ellos lo querían que fuese, sino que deseaba reinar en el corazón de cada uno. Ya había predicado, ya había hechos sanaciones, ahora multiplica los panes. Ellos íban al encuentro de Jesús por el pan, no porque reconocían en él el Mesías, no porque ahora creían y confiaban en Jesús como el Señor de la historia.
Busquen pues el alimento que no es perecedero, es la respuesta de Jesús. Nos hace recordar un dicho popular: "pan para hoy, hambre para mañana". Infelizmente pensamos solo en el hoy. Hoy necesito de Jesús, voy a su encuentro, necesito de milagros, voy a su encuentro... Y ¿cuándo Jesús reinará en nuestro corazón?

Pbro. Adelino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SI TE GUSTA, ¿POR QUÉ NO LO HACES PÚBLICO?